Stop Rayos UVA- una de tantas modas peligrosas para la salud

riesgos rayos uva

Los rayos UVA, una moda peligrosa

Durante años los dermatólogos del mundo han denunciado frente a la sociedad los muchos peligros que conlleva la exposición prolongada a los rayos ultravioleta, ya sean de origen natural o de las cabinas de bronceado. A diferencia de los centros de bronceado, tomar el sol sin protección cuenta ya con un amplio número de detractores y con gran cantidad de información disponible que informa sobre los daños que los rayos solares pueden producir: manchas, melanomas, lunares, etc. Pese a que aún quedan inconscientes que toman el sol sin protección, cada vez son más las personas que toman medidas y utilizan todo tipo de protectores y cremas. Por otro lado y en contraposición a estas precauciones, los centros de bronceado continúan ganado adeptos y usuarios habituales año tras año. Los motivos, son varios:

  1. Gente que desea estar morena todo el año. Un concepto artificial y una moda más unida al status social (vivir continuamente de vacaciones) que puede poner en peligro la salud.
  2. Personas que por alguna ocasión puntual buscan un bronceado rápido y express para lucir la piernas o el escote morenos por ejemplo.
  3. Por último aquellos que acuden a estos centros con el pretexto erróneo de “preparar la piel para el verano” y su exposición solar.

Motivos que chocan de forma alarmante con las declaraciones de la Agencia Int. de Investigación sobre el Cáncer (OMS- Organización Mundial de la Salud) quien ha clasificado a las cabinas bronceadoras dentro de la categoría 1 en riesgo de cáncer (como elementos cancerígenos). Sorprende la verdad que tras diferentes estudios que han considerado a las cabinas como más peligrosas que la exposición al sol, no exista una legislación vigente mucho más restrictiva. Y lo que es más alarmante, que existan auténticos adictos a los rayos UVA que exponen su piel a todos estos riesgos tan sólo por lucir bronceados.

Riesgos de las cabinas de rayos UVA – 10 motivos para evitarlas

  1. 1. Según un estudio de la revista Materia, las cabinas de rayos UVA matan al año a 800 personas en Europa.
  2. 2. Los rayos UVA penetran en la epidermis de la piel y pueden producir daños en el ADN de las células de la piel que pueden degenerar en cáncer tras 20 años.
  3. 3. Los que utilizan estas cabinas tienen un 20% más de riesgo de padecer algún tipo de cáncer de piel.
  4. 4. El riesgo de cáncer se ve duplicado en los menores de 35 años.
  5. 5. Países como Brasil y Australia han ilegalizado las camas bronceadoras por riesgo inminente de cáncer de piel. En España sólo están prohibidas para menores de 18 años.
  6. 6. Aparte del riesgo de cáncer, las máquinas de rayos UVA producen efectos tremendamente antiestéticos como arrugas, manchas y engrosamiento de la piel.
  7. 7. Está demostrado que las radiaciones UVA pueden debilitar el sistema inmunitario.
  8. 8. Hay que tener en cuenta que la piel tiene “memoria” y acumula la radiación de forma irreversible, de ahí que no haya marcha atrás y pueda sobreponerse el daño producido.
  9. 9. La piel está preparada para asumir una determinada cantidad de radiación, pero una vez sobrepasado este límite, nuestro organismo empieza a producir radicales libres, primer paso para la aparición de efectos indeseables como el cáncer o las lesiones en la piel.
  10. 10. Por último, una afirmación que invita a la reflexión. La Asociación contra el Cáncer indica que los rayos UVA artificiales son igual o más dañinos que tomar al sol. Luego si cada vez nos protegemos más de los rayos solares y evitamos su contacto con nuestra piel, ¿por qué toleramos el uso de estas cabinas?

No hay comentarios
Esccibir un comentario