Peligros de los tacones – ¿Cuál es su origen en la historia?

Lo que le sucede al pie cuando llevamos tacones

Si hacemos caso de los estudios y las estadísticas, las mujeres sufrimos muchos más problemas en los pies que los hombres. Esto se debe a la utilización de tacones y zapatos con alzas especiales que nos producen desde juanetes hasta callosidades. Ahora bien, ¿Sabemos lo que le sucede a nuestro cuerpo cuando los llevamos puestos? Cuando apoyamos el pie desnudo sobre una superficie plana el peso de  nuestro cuerpo permanece repartido casi por igual en nuestra planta del pie. Así,  la parte de delante (metatarso) aguanta el 43% de nuestra masa corporal mientras que la parte de detrás lo hace con el 57%. Veamos qué pasa al utilizar tacones: riesgos-tacones Como se aprecia en la imagen, podemos ver que a medida que aumenta el tacón, el peso que tiene que soportar la parte delantera se eleva hasta llegar casi al de un 90% en el caso de los tacones muy altos. Algo que por supuesto tiene consecuencias negativas en nuestra salud como:

 

  1. Riesgo de esguinces de tobillo, la articulación que sufre por la sobrecarga de peso y el cambio de postura por los tacones.
  2. Riesgo de contractura y lesión en los gemelos que para compensar el peso desplazado hacia delante se contrae.
  3. La rodilla se tensa y se sobrecarga por la tensión de los músculos posteriores de la pierna y la contracción del cuádriceps. Los músculos posteriores de la pierna se tensan.
  4. La cadera también se desajusta, lo cual puede incrementar la lordosis o curvatura de las lumbares. Esto puede provocar dolores de espalda.
  5. Por último y aunque muy molesto pero sobre todo poco estético, llevar tacones a diario conlleva problemas de durezas, callosidades, juanetes y otras dolencias tratadas en una consulta de podología.

   ¿Cuál es el origen de los tacones?


tacones-antiguos
Pues pese a lo que pueda parecer, los tacones no surgieron con una finalidad estética. Los primeros en utilizarlos fueron los hititas (una población de origen indoeuropeo que se instaló en la región central de la península de Anatolia entre los siglos XVIII y XII a. C.*), quienes los utilizaban para fijar mejor el pie con el estribo del caballo.
Así mismo durante la Edad Media los tacones se utilizaban para poder caminar en los caminos cuando se llenaban de barro. De este modo era más fácil poder sortear los obstáculos como cajas, barreños y “cubos de alivio”. *Fuente: wikipedia

 

No hay comentarios
Esccibir un comentario