Adicciones

¿Qué es una adicción?

adicciones

La adicción es un estado de intoxicación crónica y periódica originada por el consumo repetido de una droga, natural o sintética, caracterizada por:

  1. Una compulsión a continuar consumiendo por cualquier medio.
  2. Una tendencia al aumento de la dosis.
  3. Una dependencia psíquica y generalmente física de los efectos.
  4. Consecuencias perjudiciales para el individuo y la sociedad.

La adicción es un patrón mal adaptado de abuso de una sustancia; que produce trastornos o dificultades importantes, tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

Cuando una persona tiene una adicción puede presentar tolerancia a la sustancia que consume (necesidad de consumir una cantidad cada vez mayor para obtener el efecto deseado) y abstinencia (síntomas físicos y psíquicos asociados a la falta de consumo). El deseo de consumo es persistente, y los esfuerzos para reducir o controlar el uso de una sustancia son inútiles. Además, se emplea un tiempo exacerbado en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia,  su consumo o la recuperación de sus efectos.

La persona puede abandonar o reducir actividades importantes de carácter social, ocupacional o recreativas por el hecho de consumir. Se continúa consumiendo a pesar de conocer la existencia de un problema persistente o recurrente, que con toda probabilidad ha sido motivado o exacerbado por la sustancia.

Efectos psíquicos y físicos de las adicciones 

Además, la adicción al alcohol o a otras drogas conlleva serios problemas a nivel psiquiátrico y psicológico. No es infrecuente que asociado al consumo y a la abstinencia aparezcan problemas de control de impulsos, depresión, irritabilidad, falta de concentración, agresividad e incluso síntomas psicóticos. A nivel físico muchas son las enfermedades derivadas de un consumo excesivo de estas sustancias: sangrado digestivo, problemas cerebrales, cáncer de esófago, hígado, colon; delirium tremens, demencia, disfunción eréctil, daño cardiaco, pancreatitis, cirrosis, desnutrición, daño neurológico, infecciones respiratorias, endocarditis bacteriana…

Las repercusiones personales que pueden tener el uso incontrolado de alcohol y otras sustancias son muy peligrosas; tanto a nivel individual como a nivel social y familiar.

Psiquiatra especializada en adicciones

Actualmente se acepta como adicción cualquier actividad que el individuo sea incapaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida, como lo pueden ser la adicción al sexo, al juego (ludopatía), a la pornografía, a la televisión, a las nuevas tecnologías (tecnofilia) y comidas rápidas

El primer paso para superar una adicción es reconocer que se padece. Disponemos de tratamientos médicos y psicológicos que pueden ayudar a superar el problema, promoviendo la deshabituación de la adicción y el desarrollo de mecanismos preventivos para evitar futuras recaídas.