Tratamiento para la Dermatitis atópica

La Dermatitis atópica o eccema es una enfermedad inflamatoria de la piel, que se caracteriza por un salpullido o rash, acompañadas de piel seca, engrosada, prurito intenso, de evolución crónica y recidivante.

¿Quiénes la padecen?

Dermatitis atópicaEs más frecuente en personas con antecedentes personales y familiares que hayan tenido manifestaciones alérgicas, como por ejemplo, asma, rinitis alérgica, eccema, etc.

Suele aparecer a una edad muy temprana ya que más del 50% de los niños que la padecen muestran sus primeros signos dentro de los primeros 12 meses de vida y el 90% la presentan antes de cumplir los 5 años.

En bebés que se encuentran en el periodo de lactancia, la erupción suele iniciarse en las mejillas.

Síntomas de la dermatitis atópica

  1. Comezón intensa.
  2. Salpullidos recurrentes y áreas de la piel secas y/o escamosas.
  3. Lesiones en la cara, cuello y hombros aunque a veces también puede existir en las rodillas y otras partes del cuerpo.
  4. Probabilidad de padecer dermatitis atópica si se tiene ascendientes que hayan tenido alguna enfermedad atópica como: dermatitis, rinitis alérgica o asma.
  5. Aspecto de piel muy dura y/o engrosada.(liquenificada).

Recomendaciones

Si crees que padeces dermatitis atópica o la podrás padecer, es muy recomendable que hagas una visita al dermatólogo, de esta manera el medico podrá hacer un diagnostico realizando un examen completo de la piel, ya que no existe ninguna prueba concluyente para determinar si una persona tiene o no dermatitis atópica.

Además en nuestro centro medico, el dermatólogo nos propondrá un tratamiento para evitar los cuadros agudos de la dermatitis atópica así como para evitar que la piel se reseque y se lastime previniendo posibles infecciones en la piel.