Fisio para embarazadas

Cuando una madre vive el proceso del embarazo experimenta muchos cambios físicos, que van más allá del vientre. Otras partes del cuerpo como la columna, caderas, articulaciones y musculatura se irán acomodando para crear un espacio adecuado en donde se alojará el bebé. Los cambios que sufrirá la madre a lo largo del proceso provocarán molestias que pueden ser tratadas por un especialista.

Embarazo dolor espalda¿Qué beneficios aportan las sesiones de fisio para embarazadas?

Fortaleciendo el centro muscular se logra estabilizar el tronco y de ese modo se protege la columna durante los meses de gestación. Además, y sobre todo, las sesiones de fisioterapia para embarazadas ofrecen una mejora de la conciencia corporal, alineación, tonificación y flexibilización del cuerpo. Otros beneficios que puede aportar una sesión son:

  • Previene la diástasis abdominal (separación muscular del abdomen)
  • Acondiciona las piernas y al suelo pélvico para soportar el aumento del peso del abdomen.
  • Prepara al cuerpo para el periodo de lactancia y el cuidado del bebé.
  • Ayuda a mantenerte en forma durante y después del embarazo.
  • Las sesiones ayudan a liberar estrés.
  • Además de lo físico, podrás sentirte más cómoda con tu cuerpo.

¿En qué consiste la terapia física en el embarazo?

El crecimiento del pecho y el peso del bebé es otro cambio que sufre el cuerpo de la futura madre, causando dolores de espalda y/o ciática . Específicamente en estos casos un fisioterapeuta puede aplicar técnicas suaves, como: masajes, estiramientos y consejos sobre una correcta postura para aliviar los dolores de espalda.

El profesional suele diseñar para la futura mamá un programa acorde a su estado evolutivo de cada momento y a sus necesidades, que contiene ejercicios de tonificación, elasticidad, ejercicios perineales, respiratorios y de relajación. Una mujer con un buena forma física, musculatura, específicamente del suelo pélvico, con resistencia muscular y fuerza, podrá disminuir el tiempo de trabajo de parto y evitar desgarros.

También es recomendable practicar más actividades como pilates o yoga, ir a clases de preparto, andar y estirar todos los días, ya que pueden servir como un buen complemento para el tratamiento.

No hay comentarios
Esccibir un comentario