¿Cómo cuidar la piel en verano?

verano Con la llegada del calor, a todos nos apetece pasar tiempo en la piscina o en la playa, tomar el sol un poco y dar paseos por la orilla. No nos olvidamos de vosotros, los que os quedáis en la ciudad al resguardo de una buena sombra. Para todos vosotros, veraneantes o trabajadores incansables, os presentamos la clave para cuidar la piel en verano: LA HIDRATACIÓN.

Reglas para tomar el sol:

proteccion-solar

  1. Tómalo en el horario adecuado: de 8 a 11 y de 16 al 18.

  2. Aunque hay varios tipos de protección solar, no todos hidratan. La más aconsejable es la protección en crema, ya que no sólo nos protege del sol, sino que también hidrata y repara la piel.

  3. Son muy buenas para la piel las vitaminas E,A y C, así que ¡no lo olvides!

  4. Debes ponerte protección cada dos horas. Sabemos que no es lo más divertido del mundo, pero cuanto más te protejas, más tiempo podrás pasar bajo el sol, sin que tu piel sufra por ello.

  5. Hidrata tu piel después de haber tomado el sol. ¿Qué crema hidratante es la mejor? Depende. Cuantos más años tengas, más densa deberá ser la crema. Si eres joven, podrás utilizar una crema hidratante ligera. ¿Si tu piel es grasa, también necesita hidratarse? SÍ.En este caso lo mejor será que utilices gel o loción en lugar de cremas altas en grasas.

  6. Las zonas que más pueden dañarse por el sol son los párpados, el cuello, el pecho y los empeines de los pies,  ya que envejecen rápidamente si se exponen al sol sin protección. Si una crema me dura del verano pasado, ¿sigue manteniendo sus propiedades?. El único problema es la textura de la misma, que puede volverse más densa y complicarte la vida a la hora de esparcirla por tu cuerpo.

 

¿Qué hacer después del verano?

Por muy bien que te hayas hidratado la piel, es normal que después de todo ese bronceado intensivo tu piel se resienta. La piel se reseca y comienza a caerse, por mucho que quieras mantener el color dorado todo el año. Es aconsejable realizarse peelings e hidrataciones especiales para recambiar las células perdidas. Si quieres más información o consejos personalizados para ti y para tu tipo de piel, puedes acudir a uno de nuestros especialistas en dermatología.

No hay comentarios
Esccibir un comentario